Servicios en línea.

01.

Es una sesión de 30 minutos en los que nos enfocamos en un asunto muy concreto y analizamos las herramientas a aplicar en el corto plazo para aliviar los síntomas que producen sufrimiento. En las sesiones de media hora los temas importantes se concentran, se le saca mucho más provecho a la sesión y no se pierde el tiempo en divagaciones. El resultado es un proceso de lo que se trabaja sesión tras sesión. Las ventajas de las sesiones breves, es que son más productivas para el cliente y para el terapeuta, es más fácil coordinar agendas, se avanza más rápido.

02.

Es una sesión de 50 minutos en los que nos enfocamos en escuchar al cliente buscando profundizar en las causas del malestar psíquico, considerando las fantasías, los sueños, los razonamientos, sentimientos, miedos y fantasmas como los elementos que nos permiten integrar aquello de lo que no se habla pero actúa produciendo malestar.

03.

Es una modalidad de terapia que se enfoca en un problema específico, se puede establecer un plazo aproximado en que se trabajará el problema  y el terapeuta puede ser más activo en proponer caminos para la resolución de los síntomas.

04.

Es una modalidad de trabajo que no incluye un tiempo determinado ni un objetivo a alcanzar. Basada fundamentalmente en la escucha, es una conversación muy especial en donde nada de la vida del terapeuta entra en escena, acá todo se trata de la vida del cliente. La tarea del terapeuta es escuchar lo que dice y lo que no dice, como piensa y llegar hasta allí donde no se piensa, escuchar los conflictos y mecanismos por los cuales se enferma tratando de tapar el malestar.